Metamorfosis de Narciso

Metamorfosis de narciso

Metamorfosis de Narciso, Salvador Dalí, 1937, Óleo sobre lienzo, 50,8 x 78,3 cm.

Mito de Narciso, Salvador Dalí, poema (primeros y últimos versos)

Bajo el desgarrón de la negra nube que se aleja
la balanza invisible de la primavera
oscila
en el cielo nuevo de abril.
Sobre la más alta montaña,
el dios de la nieve,
su cabeza deslumbrante inclinada sobre el espacio
vertiginoso de los reflejos
se derrite de deseo
en las cataratas verticales del deshielo
aniquilándose ruidosamente entre los gritos
excrementales de los minerales
o
entre los silencios de los musgos
hacia el lejano espejo del lago
en el que
desaparecidos los velos del invierno,
acaba de descubrir
el relámpago fulgurante
de su imagen exacta.

Sólo queda de él
el alucinante óvalo de blancura de su cabeza,
su cabeza otra vez más tierna,
su cabeza crisálida de prejuicios biológicos,
su cabeza sostenida por las puntas de los dedos del agua,
por las puntas de los dedos
de la mano insensata
de la mano terrible
de la mano coprofágica,
de la mano mortal
de su propio reflejo.

Apuntaba Dalí que el poema que acompaña a la obra que hoy os presento debía guiarnos por “el modo de observar visualmente el transcurso de la metamorfosis de Narciso representada en mi cuadro” y nos prepara para su contemplación “Si se mira durante algún tiempo, con un ligero retroceso y una cierta fijeza distraída, la figura hipnóticamente inmóvil de Narciso, ésta desaparece progresivamente, hasta volverse absolutamente invisible.La metamorfosis del mito se produce en ese momento exacto, pues la imagen del Narciso se transforma súbitamente en la imagen de una mano que emerge de su propio reflejo. Esta mano sostiene con la punta de sus dedos un huevo, una semilla, el bulbo del cual nacerá el nuevo Narciso: la flor. Al lado se puede observar la escultura caliza de la mano, mano fósil del agua que sostiene la flor abierta.”

Solo hay dos obras en las que Dalí complementa su expresion pictórica con poemas, en la Metamorfosis de Narciso y en El gran masturbador como una interpretacion coherente de temas irracionales. Más allá de la belleza o la calidad de Dalí en sus obras es ese punto lo que me atrapa de el… como llega a plasmar, a sacar de su cabeza no solo imágenes sino pensamientos, reflexiones, metáforas, fobias… en sí la mente misma del artista, su alma al completo encerrada en un bastidor y unas mixturas.

Dalí, desde mi punto de vista, es la imaginación en el Arte.  Es como una mente infantil pero no por su inmadurez sino por la absoluta capacidad de hacer de su mundo interior algo real… un niño pone una manta entre dos sillas y tiene una casa… Dalí pinta la Metamorfosis de Narciso y nos muestra un cambio en sí mismo, un canto al amor que siente por Gala (dice de ella que es su narciso) considerándola no otra persona sino parte de si, de su propio reflejo.

Pero más allá de lo que llevó a Dalí a pintar esta obra o el cómo y porqué lo hizo quisiera que os centrarais en ella… ya de niña creo que fue una de mis obras favoritas de Dalí. Cómo crea ese reflejo entre esa zona cálida del fondo y un primer plano mas frío… pero, sobre todo, como dos estructuras aparentemente similares son a la vez una figura humana y una mano que nos brinda un huevo del que nace una flor. Cómo lo que por un lado es un Narciso inclinado ante su reflejo en las aguas de un rio por otro es una mano que ensalza y presenta el nacimiento de algo.

Una dualidad que no deja de ser uno en esencia.

Anuncios

~ por Carmen en noviembre 14, 2009.

3 comentarios to “Metamorfosis de Narciso”

  1. Alucinante… refleja al ser humano en su pura esencia, el cambio. El cambio y las pérdidas que le acompañan…
    un beso

  2. Gracias por tu comentario Lara, espero que nos sigas acompañando y aportando tu visión de las obras.
    La verdad es que dicen los expertos que esta obra es un claro símbolo del cambio que en la vida de Dalí se produce al conocer a Gala. Que deja un poco el individualismo atormentado de otras obras, como en “El gran masturbador”, y se da la posibilidad de sentirse pleno y a gusto consigo mismo, pues considera a Gala como su narciso, una imagen reflejada de sí…

  3. Hola!
    felicidades! esta muy interesante tu comentario de Dalí pero ¿donde puedo conseguir el poema completo? me fascino!
    gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: